Blog de Antonio Gutiérrez

La vida es movimiento, el movimiento es vida

Pautas para aumentar el estrés del empresario

Deja un comentario

Consejos para una jornada de trabajo francamente estresante.

Todas las hurdles_to_business_800_11103personas estamos sometidas a diferentes tensiones. A situaciones que, de no saber controlar, pueden llegar a producirnos ciertos trastornos en nuestro cuerpo.

Los empresarios, tiene tensiones añadidas. La dirección de la empresa, el trato con los empleados, la competencia, los  impuestos, etc. se suman a las situaciones diarias. Presentamos a continuación ciertos “consejos” que no deberían llevarse a cabo. Siendo estos muy frecuente en nuestra actividad laboral.

  1. Alármese con el despertador, levántese sobresaltado con el tiempo justo, corra y empiece el día ya culpabilizado y fuera de sí.
  2. Camino hacia el  trabajo, vaya en tensión muscular y pensando en “lo que le espera”.
  3. Al llegar al trabajo, no salude amablemente a nadie: usted a lo suyo.
  4. No prepare una lista mental de asuntos o tareas del día que usted pueda controlar: simplemente siga la rutina, o en todo caso, vaya dejándose sorprender.
  5. A la hora de la comida, continúe hablando de trabajo.
  6. En cualquier momento del día, enfádese y hable mal de la empresa, de sus compañeros de trabajo, de sus jefes, de sus subordinados o del mundo en general.
  7. Arrégleselas como quiera, pero finalice la jornada de trabajo a una hora que cuando llegue a su casa los niños ya estén casi acostados y no tenga ocasión de jugar ni interesarse por sus cosas (si es que tiene niños pequeños cuidados por otra persona- habitualmente una mujer- que, lógicamente, se lo irá reprochando justa y periódicamente a lo largo de la vida).
  8. Cuando llegue a su casa tarde e irritable, tampoco se comunique apenas con su pareja, no se cambie ni de ropa y túmbese en el sofá como si le acabara de apuñalar su mejor amigo (si es que lo tiene).
  9. Cene viendo la televisión y siga haciéndolo después dando saltitos indecisos de un canal malo a otro espeluznante.
  10. Váyase a dormir (si puede) ¡Mañana le espera otro día francamente estresante!

Ahí os añado un  enlace de un vídeo  de un estresado. Quizás seas un pirómano emocional y no solo sepas

 

 

 

 

Autor: Antonio Gutierrez Fisiocoach

Fisioterapeuta, especializado en Terapias Manuales y Naturales. Posgrados: Dietética y Nutrición, Sofrología Clínica, Master en Educación para la Salud, Master en Psicología y Gestión Familiar,Master en Inteligencia Emocional, Coach de Salud. Experto Universitario en Coaching y Formación Organizacional, NeuroCoach (Neurocoaching & Coaching Insitute ,Diplomado en Neuropsicología Clínica, Autor del Libro Viva el Estrés y de la Serie Emociones y Salud ( 9 libros). Imparte cursos de Gestión y Control de Estrés y Talleres de Crecimiento y Desarrollo Personal en España y Latinoamérica

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s