Blog de Antonio Gutiérrez

La vida es movimiento, el movimiento es vida

Manifestaciones físicas de la ira

Deja un comentario

Capitulo V del libro de la Serie Emociones y Salud:  Menos enfados, + salud

Investigación

 Manifestaciones físicas de la iraemotion_head_mad_800_7632

Un estudio muy interesante que se hizo sobre la relación entre la ira y el estado de salud, arrojó aún más luz sobre el tema. Se hizo un seguimiento, dos días por semana inicialmente a un grupo de ciento veinte y ocho personas. Los test que se les hacían tenían que ver con qué tipo de actitudes tenían ante distintas situaciones, personas o cosas y si habían percibido algún tipo de síntomas relacionados con ese tiempo (¿Cuál?). He aquí los resultados.

Treinta y un pacientes presentaron urticarias y erupciones. Estas personas decían sentirse maltratadas y humilladas. Todas ellas coincidieron en que no podía hacer nada para solucionar aquella situación y se “resignaban” a seguir sufriendo. Vemos un claro ejemplo de ira reprimida. ¨Mi novio me ha dejado, pero ¿qué puedo hacer yo?¨. Veintisiete presentaban eczemas cuando sentían que estorbaban y les impedían hacer algo. Estas personas no sabían como manejar la sensación de frustración: “ No consigo que me entiendan, no sé qué hacer”

Diez presentaban las manos frías y húmedas. Este signo también es característico de la ansiedad, el miedo ante el ridículo de no saber qué hacer.

Doce sufrían rinitis vasomotora llamada también coriza, solía manifestarse cuando se enfrentaban a situaciones ante las cuales no podían hacer nada. Deseaban delegar su responsabilidad en otros. Tenían en común que no quería enfrentarse al problema. Entonces su nariz empezaba a echar fuera el moquillo o la “agüilla¨, segregado en exceso para eliminar las sustancias extrañas . ¡Interesante! ¿Cierto?

El asma, una enfermedad con un alto porcentaje de causa psicosomática, se manifestó en siete pacientes. La diarrea aparecía en personas que querían librarse de alguien y se manifestó en veintisiete personas.

El estreñimiento aparecía en individuos con actitudes rígidas, dispuestos a seguir adelante, sin reconocer su equivocación, ni queriendo rectificarse. Diecisiete presentaban este síntoma.

Las náuseas y vómitos aparecieron en once pacientes. Eran personas que deseaban que “no hubiera ocurrido aquello”. Estaban preocupados por el error que habían cometido: “Ojalá nunca hubiera ocurrido”. “ Cometí un error”.

Es sabido que algunas embarazadas presenta náuseas en las primeras semanas de gestación, otras los primeros meses. Pero lo que no es lógico es que lo hagan después del embarazo. Las náuseas después del embarazo se manifestaban en mujeres que no habían querido estar embarazadas y que rechazaban a sus hijos.

El rencor y el deseo de venganza eran dos actitudes comunes en nueve pacientes que padecían úlcera de duodeno.

El dolor de cabeza, las jaquecas, se manifestaron en 14 pacientes, el deseo de finalizar algo, de alcanzar objetivos estaba presente en estos pacientes: “ Tenía que acabarlo, no había más remedio”. También se manifiesta en personas que quieren dominar o controlar todo lo que ocurre a su alrededor.

La hipertensión arterial se manifestó en siete pacientes. El tener que estar a la altura, un exceso de exigencia personal, el sentirse excesivamente responsable y tener que solucionar todos los problemas eran algunas de las actitudes comunes.

El dolor de espalda se presentó en once pacientes con el deseo de escapar de una situación, el no querer enfrentarse a los conflictos. En varias ocasiones he visto pacientes que sufrían fuertes ataques de lumbago cada vez que tenían que hablar con su jefe por conflictos laborales y no se atrevían a hacerlo.

Este estudio nos muestra la relación tan directa entre nuestro estado emocional y la salud física. Raíces de amargura, de ira, de rencores, de odios son, en no pocas ocasiones, las causantes de muchas de nuestra enfermedades. ¿Tendrá que ver el sabor amargo de la bilis con la amargura de algunas personas?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Autor: Antonio Gutierrez Fisiocoach

Fisioterapeuta, especializado en Terapias Manuales y Naturales. Posgrados: Dietética y Nutrición, Sofrología Clínica, Master en Educación para la Salud, Master en Psicología y Gestión Familiar,Master en Inteligencia Emocional, Coach de Salud. Experto Universitario en Coaching y Formación Organizacional, NeuroCoach (Neurocoaching & Coaching Insitute ,Diplomado en Neuropsicología Clínica, Autor del Libro Viva el Estrés y de la Serie Emociones y Salud ( 9 libros). Imparte cursos de Gestión y Control de Estrés y Talleres de Crecimiento y Desarrollo Personal en España y Latinoamérica

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s