Blog de Antonio Gutiérrez

La vida es movimiento, el movimiento es vida

La pereza

Deja un comentario

La pereza:“Caldo de cultivo para perder la salud”

Reza el refrán “lo que puedas hacer hoy no lo dejes para mañana”, algunos tienen otra versión muy peculiar: Si hoy no tengo ganas de hacer nada, ¿por qué esperar a mañana a no hacer nada? De modo que no haga nada hoy.

Una pequeña reflexión, “pereza” y “perecer”, ¿Deben tener la misma raíz? De ser así las personas perezosas tienden  a no moverse, en todos los sentidos, y poco a poco “perecen”.

Algunos sinónimos de “perecer” son caducar, acabar, caer, terminar, sucumbir, expirar, declinar.

 

Apliquemoperezas esto a la calidad de vida y a la salud.

La pereza suele ser un ladrón que entre en nuestra vida poco a poco, lentamente – aunque algunos nacen con ella – . A veces le cambiamos el nombre por comodidad. Lo cierto es que al cuerpo le gusta lo cómodo, lo fácil. Muchos de nuestras dolencias y enfermedades son el resultado de la dejadez, la desidia, la pereza. Postergamos y dilatamos ciertos hábitos sanos que ya deberían de estar integrados en nuestra conducta.

“No tengo tiempo” “Estoy muy ocupado ahora, otro día haré ejercicio” “Ahora no puedo pararme”…Suelen ser excusa para no cuidarse. Tenemos tiempo para aquello que realmente deseamos, sin embargo somos perezosos para aquellas cosas de las que no estamos convencidos o no son prioritarias para nosotros. La pereza en las cosas de la salud nos conducirá inevitablemente a la pérdida de la vitalidad, de la energía y poco a declinará nuestra capacidad de respuesta. El organismo también ser volverá perezoso para luchar contra virus, bacterias, cambios de clima, momentos de tensión, etc. En ese momento el cuerpo está débil, es lo que denominamos “caldo de cultivo”. Un cuerpo así, vago, una mente perezosa, una apatía, una desgana, será caldo de cultivo para trastornos digestivos, circulatorio, articulares, depresiones e incluso trastornos mentales.

Al cuerpo, a la mente, hay que darle caña. No me malinterprete, por favor. Necesita movilidad, física y mental. La movilidad trae vida y contagia vida, algo parado, inerte, tiende a sucumbir, a terminar.

No haga que su vida y su calidad de vida terminen antes de hora. No dé lugar a la pereza.

 

Autor: Antonio Gutierrez Fisiocoach

Fisioterapeuta, especializado en Terapias Manuales y Naturales. Posgrados: Dietética y Nutrición, Sofrología Clínica, Master en Educación para la Salud, Master en Psicología y Gestión Familiar,Master en Inteligencia Emocional, Coach de Salud. Experto Universitario en Coaching y Formación Organizacional, NeuroCoach (Neurocoaching & Coaching Insitute ,Diplomado en Neuropsicología Clínica, Autor del Libro Viva el Estrés y de la Serie Emociones y Salud ( 9 libros). Imparte cursos de Gestión y Control de Estrés y Talleres de Crecimiento y Desarrollo Personal en España y Latinoamérica

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s