Blog de Antonio Gutiérrez

La vida es movimiento, el movimiento es vida

Las Siete situaciones más irritantes de las vacaciones

Deja un comentario

¿CÓMO MANEJAR LAS SIETE SITUACIONES MÁS IRRITANTES DE LAS VACACIONEShot_summer_sun_800_8704?

  • Evita que se acumulen los malos entendidos con la familia política y no te vayas a la cama sin hablar las cosas. Lo mejor para que las gotas nunca llenen el vaso del todo es vaciarlo con cierta frecuencia.
  • Enfadarse ante un overbooking o error en la reserva es una respuesta adaptativa y sana. Expresemos nuestros sentimientos para que la ira reprimida no se quede dentro.

Madrid,  21 de julio de 2014.- TISOC Coaching,  la escuela europea líder en coaching en español, ha hecho público  un recetario para superar con éxito las siete situaciones más irritantes de las vacaciones de verano. Atascos, overbookings, playas atestadas… los expertos de la Escuela apuntan a que salir de la rutina en vacaciones puede llevarnos a estados emocionales muy poco saludables. Antonio Gutiérrez, Coach de Salud de TISOC, opina: “Si eres de los que se altera con facilidad te invito a que reflexiones si realmente vale la pena. La ira tiene consecuencias negativas que pueden ir desde estropearnos el día a auténticas lesiones en el corazón. Y en todos los casos el gran perjudicado por nuestra ira somos nosotros mismos”.

Antonio Gutierrez reflexiona sobre situaciones cotidianas en vacaciones y apunta a una serie de claves que nos servirán para aceptar nuestra ira y gestionarla sin que nos desborde y arruine nuestras vacaciones.

GESTIONANDO LA IRA EN LAS SIETE SITUACIONES MÁS IRRITANTES DE LAS VACACIONES

  1. Atasco en la nacional. ¿Realmente puedes hacer tú algo para que el atasco monumental en el que estás desaparezca? Ambos sabemos que la respuesta es no. Así que procura reservar tu subidón de adrenalina para otro momento en el que sea más útil. Especular con lo que hubiera sucedido si hubieras llegado a tu destino en hora es un pensamiento estéril que solo servirá para enfurecerte. No te regodees en el.
  2. De vacaciones con mi familia política. Evita que se acumulen los malos entendidos y no te vayas a la cama sin hablar las cosas. Lo mejor para que las gotas nunca llenen el vaso del todo es vaciarlo con cierta frecuencia. Y cuando hables con ellos, céntrate en lo sucedido recientemente. No vale remontarse al pasado remoto. Lo que pasó, pasó, no le des más vueltas.
  3. 24 horas al día al lado de mi pareja. Antes de entrar en cólera por un comentario incisivo de tu pareja practica la Técnica del Tres, que consiste básicamente en formularse tres preguntas: ¿quién es mi pareja?, ¿cómo está en este momento? ¿cómo estoy yo ahora? Esta sencilla técnica nos ayudará a analizar la situación con algo de distancia y a no precipitarnos.
  4.  Playas y restaurantes hasta la bandera. Seamos honestos, tú ya sabías que ibas a encontrarte con esto en agosto así que enfréntate a tu actitud airada. No justifiques tu ira e intenta disciplinar tu mente antes del próximo exabrupto.
  5. Niños desbocados. Las travesuras y salidas de tono de nuestros hijos pueden hacernos perder la paciencia cuando estamos junto a ellos durante todo el día. Cuando la bilis nos suba a la boca recordemos que los niños se comportan como niños. Ni más ni menos. Además en muchos casos nuestras acciones iracundas se proyectan sobre personas que poco tienen que ver con nuestro ánimo, sobre los más débiles. Procuremos tomar conciencia de la ira desplazada para que nuestros niños no sean los perjudicados.
  6. Overbookings y errores en nuestras reservas. Estar airados ante un imprevisto de estas características es una respuesta adaptativa y sana. Expresemos nuestros sentimientos para que la ira reprimida no se quede dentro. Gestionar la ira es un concepto muy distinto de reprimirla. Lo primero implica reconocer, aceptar la ira y buscar nuevos modos de expresarla. Lo segundo suponer almacenar material tóxico en nuestro interior, sin tenerlo identificado ni trabajarlo de ningún modo.
  7. Precios duplicados por temporada alta. Probablemente sueñes con cogerte vacaciones en octubre, cuando la playa está desierta y hay jugosas ofertas para viajar. Pero has optado por agosto, en plena temporada alta, porque las circunstancias personales y profesionales obligan. Hazte un favor, deja de quejarte e incide en lo positivo. Las vacaciones son un auténtico lujo que no todo el mundo puede disfrutar.

 

Autor: Antonio Gutierrez Fisiocoach

Fisioterapeuta, especializado en Terapias Manuales y Naturales. Posgrados: Dietética y Nutrición, Sofrología Clínica, Master en Educación para la Salud, Master en Psicología y Gestión Familiar,Master en Inteligencia Emocional, Coach de Salud. Experto Universitario en Coaching y Formación Organizacional, NeuroCoach (Neurocoaching & Coaching Insitute ,Diplomado en Neuropsicología Clínica, Autor del Libro Viva el Estrés y de la Serie Emociones y Salud ( 9 libros). Imparte cursos de Gestión y Control de Estrés y Talleres de Crecimiento y Desarrollo Personal en España y Latinoamérica

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s