Blog de Antonio Gutiérrez

La vida es movimiento, el movimiento es vida

Ola de calor

Deja un comentario

hot_summer_sun_800_8704¿Cómo nos afecta el calor?

Cuando empieza el verano y suben las temperaturas notamos varios cambios. Nuestro cuerpo debe hacer un esfuerzo para adaptarse a las nuevas temperaturas.

  • Solemos cansarnos más y con mayor facilidad.
  • Nuestra presión arterial puede aumentar, aumentando así nuestra temperatura corporal. Este efecto es conocido como “golpe de calor”.
  • Puede producir irritaciones en la piel.
  • Insolación, caracterizada por los siguientes síntomas: dolor de cabeza, mareos, debilidad muscular o calambres, náuseas y vómitos e incluso pequeñas elevaciones de la temperatura corporal.

Por otra parte, estos cambios también afectan a nivel psicológico. Cuando una persona siente calor, no suele clasificar esa situación como agradable, sino más bien todo lo contrario. Algunos de los cambios en la conducta de la persona son:

  • Inquietud
  • Irritabilidad
  • Agresividad
  • Incomodidad
  • Dificultad para dormir
  • Estrés

¿Nos afecta a todos por igual?

Hay pocas cosas que nos afecten a todas las personas por igual, y el calor no es una de ellas. Hay personas que tienen mayor riesgo ante situaciones de aumento de la temperatura. Las personas con mayor riesgo son:

  • Las personas mayores
  • Los niños
  • Personas enfermas
  • Personas con mucho peso

¿Qué debemos hacer?

Para evitar las consecuencias del calor, debemos llevar a cabo las recomendaciones que se exponen a continuación:

  • Debe hidratarse de manera constante, beba mucha agua, sin esperar a tener sed.
  • Manténgase en lugares frescos. Al salir a la calle, camine por la sombra evitando la exposición directa del sol.
  • Mantenga su casa fría, cerrando las ventanas durante las horas de más sol.
  • Mantenga una dieta ligera, coma mucha fruta y zumos.
  • Durante las horas más calurosas del día evite salir a la calle.
  • Utilice ropa ligera y evite los colores oscuros.
  • Póngase protección solar y utilice sombreros.
  • Intente no focalizar su atención en el calor que siente, ya que puede aumentar la percepción que tenemos de calor.
  • Evite las bebidas alcohólicas y las que contengan cafeína.
  • Es recomendable refrescarse, dándose una ducha con agua fría, antes de irse a dormir, con el fin de facilitar el sueño. 

Artículo elaborado por María Pons Obrador

Psicóloga de GeriAtens Centros

Autor: Antonio Gutierrez Fisiocoach

Fisioterapeuta, especializado en Terapias Manuales y Naturales. Posgrados: Dietética y Nutrición, Sofrología Clínica, Master en Educación para la Salud, Master en Psicología y Gestión Familiar,Master en Inteligencia Emocional, Coach de Salud. Experto Universitario en Coaching y Formación Organizacional, NeuroCoach (Neurocoaching & Coaching Insitute ,Diplomado en Neuropsicología Clínica, Autor del Libro Viva el Estrés y de la Serie Emociones y Salud ( 9 libros). Imparte cursos de Gestión y Control de Estrés y Talleres de Crecimiento y Desarrollo Personal en España y Latinoamérica

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s