Blog de Antonio Gutiérrez

La vida es movimiento, el movimiento es vida

Climatología y salud

Deja un comentario

Los cambios de temperatura y ambientales influyen en el organismo

 

“Con esta humedad me duelen más los huesos”, “ le dio un viento en la cara y se le ha quedado torcida”, “tuvo frío en la vejiga y desde entonces se encuentra mal”, etc… podemos oír  frases como estas con frecuencia en “radio-calle”. Cada uno de ellas hace referencia a la influencia del clima sobre el cuerpo. Dentro del ámbito de la salud y de la medicina hay diferentes criterios sobre  el tema, uno dicen que no tiene nada que ver, otros que sí. Pero… pregunten a los que han sido operados o sufren problemas articulares. Se resienten de las cicatrices y aumentan las molestias.

Los chinos, con una antigüedad mayor, ya hacían referencia a la influenfluffy_cloud_text_11026cia del clima. Ellos les denominan las energía perversas externas. Clasificándolas en

: viento, calor de verano, calor, frío, humedad y sequedad.

¿Ha comprobado que usted se encuentra mejor en ciertos ambientes? ¿Se ha ido a la montaña y ha experimentado una alivio de sus síntomas? Sin duda alguna el clima  y el ambiente influyen en nuestro organismo.

Ahora bien, ¿por qué a unos les influye y a otros no?

Tanto el enfoque naturista, desde la época griega, como los chinos y otras culturas antiguas tenían muy en cuenta lo que ellos denominaban “el terreno”. Hacían referencia al estado de nuestro cuerpo, de cómo nos encontramos, de cómo nos sentimos, de cómo vivimos. Si el terreno está bien puede combatir los cambios climatológicos. Ellos diferenciaban entre tres tipos de energía: energía perversas externas ( climatológicas), energía perversas internas ( las alteraciones psico-emocionales) y las energía no externa, no internas ( accidentes, hábitos de vida, alimentación, etc)

Lo cual quiere decir que si nuestro organismo está bien equilibrado tendrá la fuerza necesaria para combatir agentes externos que puedan afectar.

En la práctica se ve bastante claro. Después de una semana de trabajo intenso o después de alguna preocupación que ronda por nuestra cabecita, puede aparecer  catarros, infecciones, trastornos digestivos, etc.

Otros aquejan dolor de cabeza cuando se manifiestan vientos.

Los cambios de temperatura, salir a la calle con frío, entrar en casa con calefacción, destaparse durante la noche, tener los pies húmedos o mojados, salir a la calle con el pelo recién lavado y sentir el viento en la cabeza, etc, son situaciones que pueden afectar nuestra salud.

A veces es imposible luchar contra esos factores externos, pero sí podemos hacer algo para que nos afecten menos, recurrir a los remedios naturales que potencian nuestro organismo y las actitudes que nos ayudan a enfrentarnos a los cambios. Lo veremos en otros artículos.

Autor: Antonio Gutierrez Fisiocoach

Fisioterapeuta, especializado en Terapias Manuales y Naturales. Posgrados: Dietética y Nutrición, Sofrología Clínica, Master en Educación para la Salud, Master en Psicología y Gestión Familiar,Master en Inteligencia Emocional, Coach de Salud. Experto Universitario en Coaching y Formación Organizacional, NeuroCoach (Neurocoaching & Coaching Insitute ,Diplomado en Neuropsicología Clínica, Autor del Libro Viva el Estrés y de la Serie Emociones y Salud ( 9 libros). Imparte cursos de Gestión y Control de Estrés y Talleres de Crecimiento y Desarrollo Personal en España y Latinoamérica

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s