Blog de Antonio Gutiérrez

La vida es movimiento, el movimiento es vida

Actividad física en personas con osteoporosis

Deja un comentario

  

IMG_0434 Un buen programa retrasa el proceso de la osteoporosis y mejora el estado general de la persona mayor

Cuando acude al gimnasio una persona mayor con problemas de osteoporosis, frecuentemente mujer, se plantea un pequeño dilema: lo más conveniente es lo que menos gusta al cliente y conlleva cierto riesgo para el monitor, que debemos asumir si de verdad nos implicamos en procurarle el máximo beneficio.

   Siempre dependiendo del  grado evolutivo, ya que en la osteoporosis es mas exitoso y eficaz prevenirlo que curarlo o reducirlo, lo primero que tomaremos en consideración es,  una nutrición  equilibrada con abundancia de calcio  y luego un buen plan de ejercicio físico con una rutina de fuerza con resistencias y  disminuir el café, tabaco, alcohol y sedentarismo.

   El cuerpo que está casi siempre en reposo, se acostumbra a funcionar gastando los mínimos básales , así a menos músculo, menos ejercicio, dejando los sistemas cárdio-respiratorio, circulatorio, metabólico, óseo y muscular reducidos a la mínima expresión y solo se abastecen las necesidades vitales.

   Hay que tener en cuenta que el metabolismo del tejido óseo , incluyendo la asimilación de minerales, es estimulado en gran parte por las tracciones importantes que experimenta, o sea,  el hueso por falta de movimiento pierde densidad mineral y calcio, dando lugar a una fase preliminar a la osteoporosis llamada  osteopenia.

    Está demostrado,  que el entrenamiento físico con intensidad moderada, tres o cuatro veces a la  semana de forma continuada, provoca ganancia ósea, beneficio equivalente a la importancia de la carga,  o por lo menos frena la perdida si la actividad es suave. Los más indicados son los ejercicios de fuerza, a ser posible con máquinas, pues se pueden regular y controlar mejor, aunque también se puede emplear el propio cuerpo o pesos libres.

   Los beneficios del ejercicio afectan localmente, o sea sobre los huesos implicados en el trabajo y tener muy presente que cuanto mas carga se levanta al año, más beneficio óseo.

    Se deben realizar unas tres series de seis a doce repeticiones con el 80% del máximo peso levantado. Trabajar como mínimo tres o cuatro días ,las rutinas lo más completas posible, procurando dos o tres ejercicios por cada grupo muscular grande, con mayor incidencia en los ejercicios de piernas, cadera y columna baja.

   Sé que lo dicho rompe un poco con la prescripción generalizada de aconsejar actividad física suave que se suele aplicar a la gente mayor y  que esta recibe con más agrado, pero según los últimos estudios realizados sobre el tema, está demostrado que es más conveniente un tipo de ejercicio controladamente más agresivo, y pensar que la natación y el andar , aunque beneficien muchas otras cosas, tienen muy poca incidencia en ganar o evitar perdida ósea

Autor: Antonio Gutierrez Fisiocoach

Fisioterapeuta, especializado en Terapias Manuales y Naturales. Posgrados: Dietética y Nutrición, Sofrología Clínica, Master en Educación para la Salud, Master en Psicología y Gestión Familiar,Master en Inteligencia Emocional, Coach de Salud. Experto Universitario en Coaching y Formación Organizacional, NeuroCoach (Neurocoaching & Coaching Insitute ,Diplomado en Neuropsicología Clínica, Autor del Libro Viva el Estrés y de la Serie Emociones y Salud ( 9 libros). Imparte cursos de Gestión y Control de Estrés y Talleres de Crecimiento y Desarrollo Personal en España y Latinoamérica

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s