Blog de Antonio Gutiérrez

La vida es movimiento, el movimiento es vida


Deja un comentario >

Soluciones  para el cansancio de piernas

hot_summer_sun_800_8704Las temperaturas elevadas provocan en el cuerpo ciertas reacciones, algunas deseadas otras no. El calor trae consigo dilatación. Esto es lo que produce, entre otras causas, el cansancio de piernas. Es frecuente escuchar en estos días las siguientes frases: “me hierven los pies”, “siento las piernas cansadas”, “las tengo pesadas”, “me han salido salpullidos en la piernas”,etc.

Las venas están formadas por diferentes capas y válvulas. Una de ellas es semejante  al tejido muscular, con capacidad de contracción, pero a su vez también con capacidad de relajación, lo que produce el que la sangre venosa pueda retornar hacia el corazón. El exceso de calor, ya sea por el verano o por trabajar en lugares con temperaturas altas, produce la dilatación de las paredes de las venas, lo que a su vez enlentece la circulación venosa, presentando una congestión, especialmente en las extremidades. Utilizando  el símil con el tráfico, nos  encontraremos ante atascos que producirán embotellamiento, todo irá más lento. El exceso de dilatación producirá a su vez la aparición de varices. La insuficiencia de la circulación venosa producirá a su vez de varices (dilatación de las venas) y varículas (pequeñas dilataciones venosas). Se acompañan frecuentemente de pesadez en extremidades inferiores, hinchazón y cansancio.

Mejorar la circulación venosa.

  1. Pasee sobre la arena y en lugar en donde haya pequeñas piedras.
  2. Duchas de agua fría, paseos por la orilla del mar.
  3. No permanecer de pie o sentado largos períodos de tiempo.
  4. Mover los pies cuando esté de pie o sentado.
  5. Durante el trabajo o los viajes, levantarse del asiento frecuentemente, dar paseos.
  6. Dentro de un barreño ponga canicas de cristal y agua fría , introduzca los pies y presiones sobre las canicas durante 10  minutos diarios.
  7. Para aliviar las molestias en las piernas, túmbese con las piernas elevadas.
  8. Además de los remedios posturales: hidrate bien la piel, evite el sol y las duchas calientes; dúchese con agua fría; evite el exceso de peso; utilice vendas elásticas.
  9. Masaje sus piernas lentamente con pomadas o cremas que contengan alguna de las siguientes plantas: ciprés, castaño de indias,hamamelis, ruscus, etc..
  10. Las fricciones con esencia de menta son muy agradable y producen un gran alivio y sensación de frescor.
  11. Aplíquese vendas empapadas en  arcilla y envuelve ambas piernas.

Como el lector habrá podido observar son muchas las técnicas que se pueden  aplicar para mejorar la circulación venosa. No es necesario aplicarlas todas, cosa difícil, ya que requería mucho tiempo de dedicación y se nos iría el tiempo de  vacaciones.  Utilice varias  y usted mismo compruebe su eficacia.