Blog de Antonio Gutiérrez

La vida es movimiento, el movimiento es vida


Deja un comentario >

Regalos que no se pueden romper

Faltan pocos días para que los sueños de pequeños y grandes se hagan realidad.

Unos están deseosos de abrir los paquetes multicolores; otros, ver cumplidos sus proyectos anuales; otros, esperan.Son fechas conmemorativas, unos de sus creencias, otros de sus recuerdos, otros de sus olvidos. Son días de nuevos propósitos, de reflexión.

Pareciera como si un solo segundo, el paso del 2014 al 2015, fuese un acontecimiento mágico.

Los regalos se convierten en la expresión material del cariño, de la amistad. Muchos de estos objetos, a través del tiempo, se quedarán en el olvido, rotos,embalados, en algún rincón de un trastero.

holly_bell_pc3_800_1602Hay regalos que no se pueden romper. Aquellos que con el tiempo perduran, aquellos que forjan vidas, aquellos que nos hacen levantar la mirada al cielo en tiempos de dificultad, aquellos que elevan nuestro espíritu, confortan nuestra alma y dan fuerza a nuestro cuerpo. Regalos que traspasan los tiempos. Regalos que permanecen en las diferentes situaciones que surgen en nuestro caminar diario.

Envolvamos en telas de seda la fe, la amistad, la bondad, la compasión, el respeto, la compresión, la generosidad, la honradez, la esperanza, el esfuerzo, la gratitud, la ilusión, el tesón y la ternura.

Regalemos estos valores con la total convicción de su efectividad en las vidas de aquellos que los practican. Propongámonos ser en nuestro caminar diario portadores de estos regalos, regalos que no se pueden romper.

Una alegría compartida se transforma en doble alegría; una pena compartida es media pena. Compartamos la Navidad todo el año, multipliquemos las alegrías, aliviemos las cargas y contribuiremos en la salud y calidad de vida de nuestra sociedad. Antonio Gutiérrez