Blog de Antonio Gutiérrez

La vida es movimiento, el movimiento es vida


Deja un comentario >

La pereza:“Caldo de cultivo para perder la salud”

Reza el refrán “lo que puedas hacer hoy no lo dejes para mañana”, algunos tienen otra versión muy peculiar: Si hoy no tengo ganas de hacer nada, ¿por qué esperar a mañana a no hacer nada? De modo que no haga nada hoy.

Una pequeña reflexión, “pereza” y “perecer”, ¿Deben tener la misma raíz? De ser así las personas perezosas tienden  a no moverse, en todos los sentidos, y poco a poco “perecen”.

Algunos sinónimos de “perecer” son caducar, acabar, caer, terminar, sucumbir, expirar, declinar.

 

Apliquemoperezas esto a la calidad de vida y a la salud.

La pereza suele ser un ladrón que entre en nuestra vida poco a poco, lentamente – aunque algunos nacen con ella – . A veces le cambiamos el nombre por comodidad. Lo cierto es que al cuerpo le gusta lo cómodo, lo fácil. Muchos de nuestras dolencias y enfermedades son el resultado de la dejadez, la desidia, la pereza. Postergamos y dilatamos ciertos hábitos sanos que ya deberían de estar integrados en nuestra conducta.

“No tengo tiempo” “Estoy muy ocupado ahora, otro día haré ejercicio” “Ahora no puedo pararme”…Suelen ser excusa para no cuidarse. Tenemos tiempo para aquello que realmente deseamos, sin embargo somos perezosos para aquellas cosas de las que no estamos convencidos o no son prioritarias para nosotros. La pereza en las cosas de la salud nos conducirá inevitablemente a la pérdida de la vitalidad, de la energía y poco a declinará nuestra capacidad de respuesta. El organismo también ser volverá perezoso para luchar contra virus, bacterias, cambios de clima, momentos de tensión, etc. En ese momento el cuerpo está débil, es lo que denominamos “caldo de cultivo”. Un cuerpo así, vago, una mente perezosa, una apatía, una desgana, será caldo de cultivo para trastornos digestivos, circulatorio, articulares, depresiones e incluso trastornos mentales.

Al cuerpo, a la mente, hay que darle caña. No me malinterprete, por favor. Necesita movilidad, física y mental. La movilidad trae vida y contagia vida, algo parado, inerte, tiende a sucumbir, a terminar.

No haga que su vida y su calidad de vida terminen antes de hora. No dé lugar a la pereza.

 


Deja un comentario >

Psicología y salud

Verano , relaciones y aficiones

 El verano ya llegó, con todo su esplendor, fuerza y energía. Un tiempo  ideal para realizar ciertas actividades que van a redundar en nuestra salud, tanto física como mental. Y es que el hombre ( como todos los otros seres) forma parte de la naturaleza y como tal está condicionado e influenciado por los cambios estacionales. Lo podemos comprobar en las frases que se suelen oír en cada época: “ A mí el verano me pone las pilas, me da fuerzas, me da alegría”, otras, “ cuando llega el verano me siento más cansada”. Según sea nuestra tipología , carácter y estado de salud, así será nuestra respuesta ante  la  estación del año. Si la primavera es tiempo de “brote”, el verano es tiempo de “máxima expresión de energía”. El sol así lo muestra. Nuestro estado de ánimo, en general, es mejor con la luz. Recordemos que  en aquellos países en que hay falta de sol ( Suecia, Finlandia) existe un mayor índice de personas que sufren depresión.

La luz del verano  y la frescura (a la sombra) del atardecer nos invita a permanecer más tiempo con amigos, tertulias, conversaciones en plena calle, terraza, montaña o playa. El invierno es de recogimiento y el verano de expansión. Hablamos más, conocemos gente nueva. El verano es un tiempo ideal para  iniciar nuevos hábitos. Las vacaciones también invitan a leer, pasear sin prisas y a disfrutar. Las aficiones al aire libre, no sólo benefician nuestro cuerpo sino también estimulan el intercambio de neurotransmisores, lo que se traduce por un mejor estado de ánimo. Cierto es que a algunos les sienta un poco mal el verano: a los que padecen hipotensión y los que tiene ciertos problemas circulatorios ( varices, cardiopatas). Aprovechemos la fuerza del verano para motivarnos, planificar juntos, reunirnos, relajarnos y tomar energía y vitalidad de esa época del año para, luego en otoño, tener reservas. Propongámonos  nuevos hábitos en  la época veraniega. Levantarse antes (si no se ha pasado una noche en vela o de fiesta), nos hace aprovechar el día, nos aumenta el optimismo, nos despeja la mente, la visión de las cosas puede cambiar y el ánimo mejorar. Aprovechemos pues los días veraniegos.


Deja un comentario >

Soluciones  para el cansancio de piernas

hot_summer_sun_800_8704Las temperaturas elevadas provocan en el cuerpo ciertas reacciones, algunas deseadas otras no. El calor trae consigo dilatación. Esto es lo que produce, entre otras causas, el cansancio de piernas. Es frecuente escuchar en estos días las siguientes frases: “me hierven los pies”, “siento las piernas cansadas”, “las tengo pesadas”, “me han salido salpullidos en la piernas”,etc.

Las venas están formadas por diferentes capas y válvulas. Una de ellas es semejante  al tejido muscular, con capacidad de contracción, pero a su vez también con capacidad de relajación, lo que produce el que la sangre venosa pueda retornar hacia el corazón. El exceso de calor, ya sea por el verano o por trabajar en lugares con temperaturas altas, produce la dilatación de las paredes de las venas, lo que a su vez enlentece la circulación venosa, presentando una congestión, especialmente en las extremidades. Utilizando  el símil con el tráfico, nos  encontraremos ante atascos que producirán embotellamiento, todo irá más lento. El exceso de dilatación producirá a su vez la aparición de varices. La insuficiencia de la circulación venosa producirá a su vez de varices (dilatación de las venas) y varículas (pequeñas dilataciones venosas). Se acompañan frecuentemente de pesadez en extremidades inferiores, hinchazón y cansancio.

Mejorar la circulación venosa.

  1. Pasee sobre la arena y en lugar en donde haya pequeñas piedras.
  2. Duchas de agua fría, paseos por la orilla del mar.
  3. No permanecer de pie o sentado largos períodos de tiempo.
  4. Mover los pies cuando esté de pie o sentado.
  5. Durante el trabajo o los viajes, levantarse del asiento frecuentemente, dar paseos.
  6. Dentro de un barreño ponga canicas de cristal y agua fría , introduzca los pies y presiones sobre las canicas durante 10  minutos diarios.
  7. Para aliviar las molestias en las piernas, túmbese con las piernas elevadas.
  8. Además de los remedios posturales: hidrate bien la piel, evite el sol y las duchas calientes; dúchese con agua fría; evite el exceso de peso; utilice vendas elásticas.
  9. Masaje sus piernas lentamente con pomadas o cremas que contengan alguna de las siguientes plantas: ciprés, castaño de indias,hamamelis, ruscus, etc..
  10. Las fricciones con esencia de menta son muy agradable y producen un gran alivio y sensación de frescor.
  11. Aplíquese vendas empapadas en  arcilla y envuelve ambas piernas.

Como el lector habrá podido observar son muchas las técnicas que se pueden  aplicar para mejorar la circulación venosa. No es necesario aplicarlas todas, cosa difícil, ya que requería mucho tiempo de dedicación y se nos iría el tiempo de  vacaciones.  Utilice varias  y usted mismo compruebe su eficacia.


Deja un comentario >

El 33% de la población española sufre insomnio

Son varios los factores causantes del insomnio. Veamos algunos de ellos, aunque en este artículos nos centraremos en pautas para regular el sueño.

Causas fisistick_figure_sleeping_10955 (1)ológicas:  los más comunes son la existencia de ambientes ruidosos, calurosos o desagradables; cambios frecuentes de horario o de turnos de trabajo, viajes intercontinentales (jet lag) y el consumo de alcohol, café o tabaco.

Causas orgánicas:  dolores o malestar corporal. En estos casos el insomnio suele ser de tipo crónico. Disfunciones orgánicas : trastornos digestivos, trastornos hormonales,etc. Como consecuencias de abuso de fármacos

Psicológicos: las causas psicológicas más frecuentes son el estrés de la vida diaria, ansiedad, nerviosismo y acontecimientos de tipo personal, afectivo y laboral.

Importante: Es necesario aclarar cuál es la causa  y evite retrasar la visita a su médico de confianza, cuando el insomnio persiste.

 Pautas de ayuda para regular el sueño

1) Evite las cenas copiosas. Cena algo ligero. Pruebe de no tomar proteínas en la noche. Recuerde: Desayunar como un rey, comer como un príncipe, cenar como un mendigo.

2) Deje espacio entra la cena y el acostarse. Recuerde: Comida reposada, cena paseada

3) Realice en la cama  una respiración consciente durante 10 minutos. Centrarse en el aire que entra por la nariz y la expansión del vientre y el movimiento de las costillas

4) Evite discusiones acaloradas o subidas de tono. Así como programas que alteren el estado  de quietud y tranquilidad

Seguir leyendo

5) Evite la presencia de aparatos electromagnéticos cerca de la cama o dormitorio ( móviles, neveras, ordenadores)

6) Tome alguna infusión de melisa, azahar, pasiflora, espino blanco, sobre las 6 de la tarde y otra una hora antes de acostarse

7) Realice alguna técnica de distensión-relajación durante el día. Puede obtenerla en

8) En la misma cama o antes de acostarse haga una técnica básica para un sueño reparador. 

9) Hay horas en las que se aprovecha mejor el sueño.  Cuando antes nos acostemos, más descansaremos. Aunque durmamos ocho horas , el aprovechamiento es diferente. Acostarse a las 22h y levantarse a las 6h, no es lo mismo que acostarse a  24h  y levantarse a las 8h.

10) Practique ejercicio de forma habitual (caminar, bailar, actividad física moderada) . Evitar hacerlo ante de acostarse.

Unas sencillas. El beneficio lo obtendremos con la continuidad y la repetición.

 


Deja un comentario >

La sobrecarga de los órganos después del abuso 

 El cansancio de los órganos afecta a la salud física y mental

 ¡Por fin! Ya se acabaron las fiestas! Y con ellas el exceso de consumo, mesas repletas de comida, cenas de compromiso y locales cargados de humo.

chef_deliver_tray_run_500_clr_6704

Lo expresado en las anteriores líneas no es solo una opinión personal, se oye continuamente en las calles, en las tertulias y en las mejores familias. Y es que el abuso del uso siempre conduce al rechazo e incluso al cansancio o al hastío. Y sobre el cansancio quisiera empezar esta página de  salud, la primera del año 2014: el cansancio orgánico

Muchos han aprovechado este tiempo para tomar vacaciones. Un descanso laboral, físico y mental, pero a la vez contradictorio en lo que a salud se refiere. Deje que me explique.

Le hemos dado ( algunos, no todos) un respiro a la actividad física sujeta a horario laboral, pero sin embargo le hemos dado más trabajo a nuestros órganos. El hígado ha tenido que trabajar a un ritmo mayor por el exceso de comidas y bebidas, al igual que nuestro riñón. Los intestinos han tenido que soportar un aumento de alimentos refinados (dulces, pastas, azúcares) endenteciendo su función  manifestándose estreñimiento y otros diarreas. La sensación de plétora ( hinchazón, cogestión, empacho) en el estómago y vientre, ha estado presente en la mayoría de comida. ¡ Claro que si no se come está mal visto! Nuestra mente ha tenido que absorber todo tipo de información: conversaciones, publicidad, productos, noticias negativas, compañías no deseadas,etc. La mente ha quedado saturada, al igual que los órganos. Por eso es lógico que muchos deseaban que estas fiestas acabasen.

 En fin, que los órganos también necesitan descanso. ¡Se lo  merecen! Nos cuidan durante toda nuestra vida. No es de extrañar que los cuerpos estén cansados y pesados (algunos por los kilos adquiridos), después de bombardearlos con alimento poco nutritivos. El cuerpo, en señal de protesta “hablará”, y en algunos casos, con mucha fuerza.  Insomnio, dolor cabeza, pesadez digestiva, dolores articulares, hipertensión arterial, acidez, malhumor, depresión post navideña, etc., son algunos de los síntomas típicos por la falta de descanso de nuestro órganos. ¡Algo habrá que hacer! Digo yo. No sé


Deja un comentario >

Nuestro estado de ánimo es una poderosa herramienta para modificar los ambientes. Intente sonreír y verá lo que ocurre a su alrededor. Ponga mala cara, enfádese, grite con frecuencia y observé el comportamiento  de las personas que le rodean. Hágase una pregunta: ¿ Atraigo a las personas o produzco rechazo? Piénselo.

Hay personas que tiene mejor humor que otros, en algunos en innatos, otros tiene que desarrollarlo. Hemos visto, según el diccionario, que es una disposición, una actitud, que puede ser habitual o pasajera. Podemos hacer “hábito” cuando lo utilizamos frecuentemente.

Reírse es una función biológica necesaria que ayuda a mantener el bienestar total y físico. Además, “el mal humor baja las defensas y es un caldo de cultivo para que acampen a sus anchas todo tipo de virus y bacterias”

¿Qué es el humor?

El diccionario español lo define como:

a) “Cualquiera de los líquidos del cuerpo” Hipócrates ya hacía referencia a los humores del cuerpo. Diviediéndolos en  humor rojo(sangre), negro (bilis negra- melancolía), amarillo ( bilis amarilla-colérico), flema ( flemático- lento) . Según “predominaba” el líquido, el humor así era la persona. ¡ Muy interesante!

b) Disposición de ánimo habitual o pasajera.

c) Cualidad consistente en saber descubrir y mostrar los aspectos cómicos y ridículos de personas o situaciones

 

Beneficios de la risa

Científicos de EEUU han ubicado el sentido del humor en una zona del cerebro. Según el psiquiatra estadounidense William Fry, cinco minutos de risa equivalen a 45 minutos de ejercicio ligero. Vamos, que troncharse a carcajadas es fuente de salud: ayuda a la circulación de la sangre, da un masaje vibratorio a todo el cuerpo, aleja temores, aumenta la capacidad pulmonar, elimina toxinas, potencia el sistema inmunológico… Recientemente, un equipo de investigadores de la Universidad de California ha ido más allá. Acaban de descubrir el lugar donde se localiza el sentido del humor: una zona del cerebro -de dos centímetros cuadrados- basta para hacer desternillarse al tipo más serio.

 

La risa puede utilizarse como medicina para algunos males del cuerpo y del alma, tanto es así que muchos hospitales de Europa Central tienen en sus plantillas grupos de payasos.

 

Beneficios físicos. Las virtudes de la risa son muy claras y todos los especialistas coinciden: hace que se mueva el diafragma, aumenta la capacidad pulmonar mejorando la respiración, fortalece el corazón, facilita las digestiones al hacer vibrar el hígado y demás vísceras, baja la hipertensión aumentando el riego sanguíneo, tonifica los músculos…Una buena carcajada produce el movimiento de 400 músculos del cuerpo, si tenemos en cuenta que la vida es movimiento y que el movimiento engendra vida, podemos entender que las funciones de todo nuestro organismo se verán beneficiadas por la risa.

La risa previene el infarto, porque el buen humor aumenta la hemoglobina, y la sobreoxigenación celular que se produce al reír, elimina las ojeras y el aspecto cansado de la piel. Y por si fuera poco, la risa es una terapia muy eficaz para retrasar el envejecimiento del rostro, ya que al reír se mueven 15 músculos de la cara, “todo un lifting para la piel”.

 

Aspectos psicológicos. Según los estudios de José Elías, uno de los mayores expertos españoles en la materia, un minuto de risa diario equivale a 45 minutos de relajación. Dice: «Reírse incrementa la autoestima y la confianza en personas deprimidas, supone un refuerzo inmunológico, corta los pensamientos negativos (ya que no podemos reír y pensar al mismo tiempo) elimina el miedo y ayuda a minimizar los problemas; reír antes de acostarse fatiga el cuerpo y combate el insomnio”. Con las preocupaciones y angustias  la gente se olvida de sonreír. Esto provoca una bajada de defensas por acumulación de emociones negativas. Siempre es bueno expresar las emociones, pero si se trata de una sonora carcajada, mucho mejor. Los especialistas aseguran que cada vez que reímos nuestro cerebro libera endorfinas, unas hormonas que detienen el dolor y nos llenan de optimismo y ganas de vivir.

 

Relaciones sociales. La mejor arma es la risa; lo saben los esquimales. Frente a los duelos de pistolas, los moradores de Groenlandia preferían los duelos de ridículo. Ante la tribu, los dos contendientes, frente a frente, se insultaban y ridiculizaban. Las carcajadas de los asistentes señalaban al vencedor: el humillado se tomaba la cuestión tan en serio que a veces prefería el exilio a que cada día continuasen riéndose. Duelos a un lado, reírse ayuda a desinhibirse, aleja la timidez y facilita la comunicación social

 

Endorfinas y adrenalina. Muchas son las sustancias que se liberan y las buenas consecuencias que se derivan. En primer lugar, las endorfinas, una especie de morfinas segregadas por el cerebro, con altos poderes analgésicos y que, por lo tanto, mitigan el dolor. En segundo lugar, la adrenalina, un componente que en buena medida potencia la creatividad y la imaginación. La risa, además, libera dopamina (que mejora el estado de ánimo) y serotonina (que posee efectos calmantes).

Risa, edad y conducta

Los niños ríen, como promedio una 300-400 veces al día, en la medida que nos hacemos “adultos”, diminuye la frecuencia, entre 10 a 100. Pareciera que las situaciones diarias, el estrés, las tensiones, desilusiones, etc… hacen menguar nuestra capacidad de reír.  Las personas que ríen con frecuencias saben sobrellevar mejor las situaciones. La risa y un buen facilita las relaciones. Un malhumor limita nuestras relaciones. Nuestra risa, el buen sentido del humor, nos puede servir como indicador de nuestro estado

 

                         ¿Cuándo fue la última vez que rió  ha gusto?

humor glandula

A través de  la activación de un complejo sistema endocrino-neurológico nuestro cuerpo va a presentar diferentes respuestas según esté nuestro estado de ánimo. ¿Quién no ha experimentado un dolor de cabeza o una subida de tensión después de un enfado? No pasa nada por un momento de tensión o de malhumor, sin embargo un estado continuo o que permanece durante largos periodos de tiempo sí pueden alterar las funciones orgánicas. Veamos algunas:

  • Una mayor coagulación de la sangre, lo que  aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares ( infartos, embolias, trombosis)
  • Un mayor peristaltismo intestinal ( en algunos casos es al revés), lo que conducirá a diarreas o estreñimiento.
  • Las glándulas secretoras del ácido clorhídrico  del estómago aumentarán su función con la ya consabida  gastritis o, con el tiempo, úlcera de estómago
  • 4)Disminución del riego sanguíneo cerebral por la tensión muscular, con la manifestación de dolores de cabeza, e incluso disminución de la visión, afonías o dolores de garganta.
  • Cambios conductuales y de relación. La persona con un actitud continua de malhumor suele quedarse sola
  • Disminución de la concentración, de la agilidad mental y de la capacidad de raciocinio.

 


Deja un comentario

Disfrutar las cosas pequeñas

ImagenMuchas personas caminan por la vida sin un fin concreto por el que valga la pena vivir.  Van de un lugar a otro, según sopla el viento, según el capricho de las modas, gobernados por el deseo de la apariencia y del que dirán.

Su ideal de felicidad se limita al tener, exhibir lo  que se tiene y aparentar que se posee todavía más.

 – ¡Cuánto más  tenga más feliz seré!-  Un pensamiento común  en aquellos que creen que el poseer les da la felicidad. Su  objetivo es satisfacer todas sus necesidades personales, la mayoría de ellas superfluas, sin valor, sin significado duradero.  Pensando en lo que podrían tener se olvidan de lo que tienen. 

 Seamos sinceros. Lo verdaderamente importante, las cosas realmente necesarias son muy pocas. Nuestra escala de valores está invertida. Damos prioridad a lo que no es vital para nuestra existencia. Dejamos a un lado las cosas pequeñas. nos hemos insensibilizado  a la belleza y  valor de los detalles cotidianos. Hemos puesto una callosidad en nuestro corazón y un caparazón en nuestra personalidad. Una conducta que nos aísla, nos encierra, nos limita y nos convierte en personas egoístas.

 Preparar el camino para la entrega y ponerle  alas a la nobleza en beneficio de la sociedad que nos rodea, es ir más allá de nosotros mismos. Cuando vivimos las cosas pequeñas con intensidad  las transformamos en auténticos valores humanos que no perecerán. 

Reflexionemos sobre el escrito de Phil Bosmans en su Canto a las cosas sencillas de cada día. 

” Redescubre las cosas normales,

el  encanto sencillo de la amistad,

la flores para un enfermo,

una puerta abierta,

una mesa acogedora,

un apretón de manos,

una sonrisa, un silencio en una iglesia,

el silencio de un niño,

una flor que se abre,

un pájaro que canta,

una hilera de álamos, un riachuelo, una montaña…

 

La vida se vuelve una fiesta cuando sabes  disfrutar de las cosas normales de cada día”


2 comentarios >

 La actividad mejora nuestro estado de salud y la capacidad de respuesta del organismo

¡Uf, cuánto esfuerzo! Unavitruvian_stick_figure_800_10013 frase muy oída en aquellas personas que pretenden conseguir cosas sin cansarse, creyendo que los beneficios  y los resultados vienen como por arte de magia. Sabemos muy  bien que no es así. Alcanzar metas, objetivos, llegar a conseguir aquello que nos hemos propuesto significa entrega, negarse en muchas ocasiones,  trabajo, constancia y esfuerzo. Nuestra sociedad tiende al sedentarismo, la propia sociedad de consumo nos conduce al “sin esfuerzo”. Lo que se nos ofrece es para aumentar el confort, sin darnos cuenta que en muchas ocasiones, con ciertas comodidades, mengua la actividad, el movimiento y la creatividad. N o olvidemos que el movimiento es vida y la vida es movimiento. Todo lo que no se mueve tiende a atrofiarse en sus funciones.

Esta tendencia, al “no movimiento” aumenta en los últimos años de nuestra vida, por una parte debida a la disminución de la fuerza vital (aumentada en la adolescencia y juventud)  y también a al comienzo de disfunciones o enfermedades que pueden producir inicialmente incapacidades: artrosis, reumatismos, enfermedades metabólicas,etc.

De forma introductoria y resumida veamos los beneficios de la actividad física y las consecuencias de una sedentaria.

Beneficios del  ejercicio: Las personas que realizan ejercicio de manera regular disponen de una salud mejor que los de la vida sedentaria. El ejercicio provoca una adaptación en los órganos y aparatos del organismo humano. Estos pueden concretarse en tres apartados que corresponden a tres niveles a los que se refiere el término salud: físico, psicológico y social. Mejora nuestro sistema cardiovascular, respiratorio, metabólico, locomotor, digestivo, nervioso,etc. Mejor movilidad, agilidad, humor y adaptación ante los problemas de la vida. Nuestras emociones también se ven beneficiadas con el ejercicio o movimiento. Recordemos que la mente y el cuerpo van juntos, y que lo que afecta a la mente influye en el cuerpo. Este efecto es bilateral, si los órganos y los sistemas están bien o por lo menos con una funcionalidad aceptable también  influirá en  nuestros pensamientos y en nuestras emociones. Todo el cuerpo se beneficia.

Consecuencias del sedentarismo: Pierde la funcionalidad del organismo, no puede aguantar el ejercicio, disminución de la condición física, dificultad respiratoria, más lesiones laborales, cansancio, inactividad, disminuye la capacidad de movimiento, malhumor, tendencia a padecer más enfermedades, disminución de la calidad  y esperanza de vida.

¿Qué mejor inversión podemos darle a nuestra vida  que dedicar un tiempo a mejorar nuestro organismo y la de aquellos que están a nuestro cuidado? Usemos  la voluntad y el esfuerzo en lo que realmente vale la pena.


2 comentarios >

 En una ocasión escuché una frase que me hizo despertar: “La vida consiste en relaciones, lo demás son detalles”

Compartir

 Cuando pienso en relaciones viene a mi mente un elemento conocido de nuestro cuerpo: Los ligamentos. Sin ellos sería muy difícil caminar, avanzar, actuar. Podemos tener buenas articulaciones, buen estado muscular  y sin embargo tener los ligamentos débiles. Ligar es su función, además de fijar límites y ayudar a la estabilización en caso de ciertos movimientos inadecuados. En ocasiones, por tener una debilidad ligamentaria podemos, con una sola pisada en una insignificante piedrecita o un desnivel inesperado, doblar nuestro tobillo. ¡ Cosas que pasan en la vida!

Una buena sujeción articular va “ligada” a un buen estado ligamentario. La articulación, se “articula” en relación al buen estado de sus elementos (ligamentos, huesos, cápsulas, discos, cartílagos, líquidos sinovial). Un fantástico ejemplo de lo bueno que son unas relaciones adecuadas: Nos ayuda a caminar por la vida

Desde mi percepción y observación como coach he ido desarrollando de forma sencilla y práctica un pequeño menú para estrechar relaciones. Lo que conduce sin duda alguna a un mejor ambiente, mejor salud, mejor calidad de vida, mejores relaciones.

 

He aquí  algunos  condimentos para potenciar unas buenas relaciones:

•          Tres tazas de agradecimiento por la vida y por los que nos rodean. La queja tensa, debilita y limita.

•          Cinco tazas de perdón. Cuando no perdonamos nos convertimos en esclavos, atados y dependientes.

•          Seis tazas de humildad. Por cierto, un pensamiento acerca del orgullo, uno de los elementos que rompen las relaciones: “Nadie se ha muerto de una indigestión de orgullo

•          Dos cucharadas soperas de comprensión y empatía. Ponernos en lugar del otro nos ayuda a entenderlo

•          Cinco cucharadas de fe, de confianza. Ver más allá de las circunstancias, creer en lo que aún no ven nuestros ojos físicos. Creer en el potencial del ser  humano

•          Dos cucharadas de esfuerzo, constancia y tenacidad. Los resultados son fruto del trabajo, de la acción, de la actividad.

•          Añadir  siete vitaminas  Cariñomina, amormina, pacienciamina, coachingmina, comprensionmina, cariñomina, esperanzamina

•          Todo aderezado con amor, acciones de servicio, de ayuda y de acompañamiento.

Mezclar todos los elementos en un ambiente de cortesía, respeto y educación

Tomar un plato de estos “alimentos”, varias veces al día y si hiciera falta repetir. Algunos necesitan comer más.


Deja un comentario

Los ladrones de la salud

Los ladrones de la salud

Actitudes, conductas y hábitos que nos roban la salud y los valores

Cuando se habla sobre algún tema que tiene que ver con la salud casi siempre se hace referencia a la vida sana, una buena alimentación, ejercicio, descanso, etc.. y todo ello es cierto, la salud tiene que ver con todas esas áreas de nuestra vida. Pero, con mucha frecuencia se deja de lado otros elementos que son tan importantes como los anteriores para mantener una buena calidad de vida. Personalmente les llamo “los ladrones de la salud”.
Algunos no tienen presencia física, ni tampoco se puede dialogar con ellos, pero son reales, están ahí muy cerca de nosotros, todos los días. Desde que nos levantamos interrumpen en nuestra vida haciéndonos, si les dejamos , perder el equilibrio, perder los valores, la armonía interior, tanto física, psíquica como emocional.
Muchas veces no son perceptibles, como un ladrón entra en nuestra casa, incluso estando dormidos, sustrayendo elementos de valor. Así estos “ladrones de la salud” van, a través de los años, quitándonos valores cuya carencia nos conducirá a la disfunción o a la enfermedad y a romper o hacer menguar nuestras relaciones personales.

Algunos ladrones internos

  • El tiempo perdido: Pareciera que el tiempo se nos va. Cada vez pasa más rápido. ¿Qué hemos hecho durante este año? ¿Se ha aprovechado? ¿Lo he perdido? ¿he aprendido algo? ¿he formado hábitos para mejorar mi salud? No es el tiempo que tenemos sino qué hacemos con ese tiempo.
  • La prisa: Abriendo un poco los ojos podemos observar como la prisa y la impaciencia han hecho mella en la sociedad de hoy, vamos acelerados, queremos obtenerlo todo de forma instantánea, incluido la salud.
  • La posesión: Damos más importancia a lo que tenemos que a lo que somos. Valoramos la vida en relación a las pertenencias. Los valores humanos se deterioran cuando se basan en el materialismo.
  • La presión de las masas: Es importante no perder la identidad personal. Nuestra convicciones ( cambiarlas cuando estamos equivocados) , nuestros valores, nuestra cultura. No se trata de hacer todo lo que los demás hagan. La frase “ ¿Dónde va la gente? Donde va Vicente”, refleja el mover general. Nos sentiremos mejor si mantenemos nuestra identidad. Ciertos actos pueden convertirse en un mover de masas, actuando por compromisos sociales y familiares en los que el centro no es la persona sino el acto social.
  • Recuerdos del pasado: cuando basamos nuestra vida en lo que fue y en lo que podía haber sido nos olvidamos del presente. Hay personas que están atadas a lo que ocurrió ayer, tienen miedo a lo que ocurrirá en un futuro y no disfruta el presente
  • Los comportamientos compulsivos. Algunas fechas del calendario favorecen este tipo de comportamientos. El vacío, la frustración, la impotencia o el dolor puede conducirnos a acciones que intenten llenar al corazón triste: compras, comida, abuso de estimulantes (alcohol).
  • El que dirán: Un ladrón que entra en muchas vidas. Estamos atados a los comentarios de otros, a las posibles críticas, acerca de nosotros y de nuestra vida. Muchas compras se hacen teniendo en cuenta la imagen. Nos preocupa, (no a todos por supuesto), lo que los demás opinan de nosotros.
  • Bulimia “alimentaria” : Comer por comer. La mesa está llena. Un plato sucede a otro. Necesidad de comer por ansiedad. Llenar un vacío emocional a través de la comida. Comer por placer porque no hay otro placeres sanos ¿Habrá otros placeres en la vida?
  • La soledad: Podemos estar rodeados de muchas personas, sin embargo sentirnos solos. No permitamos que la soledad (no deseada) nos conduzca al aislamiento y poco a poco al deterioro social.
  • La incomunicación. En una sociedad en la que predomina la tecnología y también llamada la era de la comunicación, cada vez estamos más incomunicados. Las relaciones humanas, afectivas, cordiales, saludables, etc…, han sido sustituidas, perdiendo el trato cálido, el tacto y la voz.

Podría seguir escribiendo, pero mi intención no es que que leas, sino que reflexiones, ¡sí quieres, por supuesto!Reflexiones acerca de los hurtos o robos que haya podido haber en tu corazón, en tu hogar, en tu familia, en tu trabajo. Quizás algunos “objetos o valores” pudieran ser restaurados. ¿Por qué no te sientas, tomas un papel y bolígrafo y haces un “inventario” de lo que te falta?