Blog de Antonio Gutiérrez

La vida es movimiento, el movimiento es vida


Deja un comentario >

Ejercicios para reforzar la musculatura  de la función sexual

relacion pareja2Algunas mujeres experimentan dispareunemia (dolor en las relaciones sexuales)  en su vida sexual. Sin la menor importancia, pero de persistir o intensificarse es causa de preocupación. Este síntoma puede ocurrir al introducir el pene el varón o bien durante el coito o después de éste. Las causas pueden ser muy variadas, desde trastornos pélvicos, disminución de la lubricación vaginal, efectos de fármacos y factores psicológicos (  sentimiento de culpa hacia  el acto sexual, temor al embarazo,  ansiedad) entre otros. Por lo que sería conveniente acudir a su especialista en caso de padecer  este trastorno

 Ejercicios de Fisioterapia para la dispareunemia

A continuación  detallo algunos ejercicios isométricos, los llamados ejercicio de Kegel, que fortalecen ese músculo y permiten tener control voluntario sobre él.

  • Empiece por sentarse en el excusado con las piernas abiertas. Después sin  mover las piernas inicie  e interrumpa el flujo de orina. El músculo pubococígeo  es el que al contraerse regula el flujo de orina.
  • Una vez identificado el músculo en cuestión sométalo a ejercicios con regularidad. Al igual que la mayor parte de los ejercicios isométricos los de Kegel se pueden practicar en cualquier momento; sentada al escritorio, acostada, cuando se encuentran en una fila de espera y especialmente al orinar.
  • Al practicar estos ejercicios, no olvide respirar en forma natural, sin retener el aliento.
  •  Ahora, contraiga periódicamente el músculo citado como lo hizo para interrumpir el flujo urinario, cuente lentamente hasta tres y relájelo.
  • Acto seguido, contraiga y relaje el músculo tan rápidamente como le sea posible, sin usar los músculos abdominales o glúteos.
  • Por último, contraiga lentamente el área vaginal entera. Después puje, usando los músculos abdominales y el pubococígeo. Durante la primera semana repita cada ejercicio diez veces (en cada sesión), realizando cinco sesiones diarias. En cada semana subsecuente agregue cinco repeticiones de  cada ejercicio (aumentando a quince, veinte y así sucesivamente) Continúe realizando cinco sesiones diarias. Advertirá mejoría después de una a dos semanas de práctica.