Blog de Antonio Gutiérrez

La vida es movimiento, el movimiento es vida


Deja un comentario >

La sobrecarga de los órganos después del abuso 

 El cansancio de los órganos afecta a la salud física y mental

 ¡Por fin! Ya se acabaron las fiestas! Y con ellas el exceso de consumo, mesas repletas de comida, cenas de compromiso y locales cargados de humo.

chef_deliver_tray_run_500_clr_6704

Lo expresado en las anteriores líneas no es solo una opinión personal, se oye continuamente en las calles, en las tertulias y en las mejores familias. Y es que el abuso del uso siempre conduce al rechazo e incluso al cansancio o al hastío. Y sobre el cansancio quisiera empezar esta página de  salud, la primera del año 2014: el cansancio orgánico

Muchos han aprovechado este tiempo para tomar vacaciones. Un descanso laboral, físico y mental, pero a la vez contradictorio en lo que a salud se refiere. Deje que me explique.

Le hemos dado ( algunos, no todos) un respiro a la actividad física sujeta a horario laboral, pero sin embargo le hemos dado más trabajo a nuestros órganos. El hígado ha tenido que trabajar a un ritmo mayor por el exceso de comidas y bebidas, al igual que nuestro riñón. Los intestinos han tenido que soportar un aumento de alimentos refinados (dulces, pastas, azúcares) endenteciendo su función  manifestándose estreñimiento y otros diarreas. La sensación de plétora ( hinchazón, cogestión, empacho) en el estómago y vientre, ha estado presente en la mayoría de comida. ¡ Claro que si no se come está mal visto! Nuestra mente ha tenido que absorber todo tipo de información: conversaciones, publicidad, productos, noticias negativas, compañías no deseadas,etc. La mente ha quedado saturada, al igual que los órganos. Por eso es lógico que muchos deseaban que estas fiestas acabasen.

 En fin, que los órganos también necesitan descanso. ¡Se lo  merecen! Nos cuidan durante toda nuestra vida. No es de extrañar que los cuerpos estén cansados y pesados (algunos por los kilos adquiridos), después de bombardearlos con alimento poco nutritivos. El cuerpo, en señal de protesta “hablará”, y en algunos casos, con mucha fuerza.  Insomnio, dolor cabeza, pesadez digestiva, dolores articulares, hipertensión arterial, acidez, malhumor, depresión post navideña, etc., son algunos de los síntomas típicos por la falta de descanso de nuestro órganos. ¡Algo habrá que hacer! Digo yo. No sé